Sección
Sección
Cerrar
Imprimir
buscador
+ materiales
actividades




historia intelectual
conferencia
En el centenario de la concesión del Premio Nobel a Marie Curie
Química, arqueología y el ejército de terracota de Xian por Marcos Martinón-Torres | Cómo usar el sol, el aire y la química para desinfectar el agua donde más se necesita por Guillermo Orellana Moraleda

MARCOS MARTINÓN-TORRES | GUILLERMO ORELLANA MORALEDA
Presentado por Pilar Goya Laza
Residencia de Estudiantes | 14 de noviembre de 2011 - 19.00 h.

En 2011 se cumplió el centenario de la concesión del Premio Nobel de Química a Marie Curie, la primera mujer en recibir dos premios Nobel, pues ya le había sido otorgado el de Física en 1903. Con motivo de ese aniversario, dicho año fue declarado por la UNESCO Año Internacional de la Química y, en ese marco y en el de la celebración de su propio centenario, la Residencia de Estudiantes organizó, en colaboración con el CSIC, el Ministerio de Ciencia e Innovación y Acción Cultural Española, un ciclo de conferencias dedicadas a la científica polaca, nacionalizada francesa, pionera en el estudio de la radiactividad.

La tercera y última sesión de este ciclo, presentada por Pilar Goya, comenzó con la conferencia «Química, arqueología y el ejército de terracota de Xian», de Marcos Martinón-Torres, senior lecturer de Arqueología Científica y Cultura Material en el Institute of Archeology del University College London. En su intervención se ocupó tanto de los conocimientos químicos de los creadores del ejército de soldados de Xian, que han podido estudiarse a partir de los restos arqueológicos, como de las aportaciones que la química actual hace al ámbito de la arqueología. Los soldados del ejército de Xian forman parte de un mausoleo que se hizo construir el primer emperador de China, Quin Shi Huan, en el siglo III a.C. Se ha sabido que este emperador tenía un equipo de alquimistas a su cargo, con la misión de alargar su vida y procurarle incluso la vida eterna. El citado mausoleo tiene que ver con esta pretensión de vivir eternamente del emperador, pues constituye una verdadera ciudad para el más allá, dotada de todo lo que una ciudad ofrecía en aquellos tiempos. Gracias a la química se han podido averiguar numerosos datos relativos a las características originales de los dos mil soldados de Xian: los colores en que estaban pintados, las materias primas que se usaron o las tecnologías y elementos con que se construyeron sus armas. En este sentido, se ha llegado a la conclusión de que, por ejemplo, las 40.000 puntas de flecha que portan fueron afiladas a torno, en lo que supone el primer hallazgo de esta técnica en la historia, y que, sin embargo, su producción no fue en serie, sino por bloques, lo que actualmente se ha demostrado como forma más eficiente de producción, ya que permite adaptarse a las necesidades y evolución cambiante de los planes de trabajo. Así, concluyó el ponente, la química es un recurso fundamental en arqueología, que pone a nuestro alcance el conocimiento de nuestro pasado y de otras culturas.

La segunda conferencia de la jornada, última de este ciclo, estuvo a cargo de Guillermo Orellana, catedrático de Química Orgánica de la Universidad Complutense de Madrid. Titulada «Cómo usar el sol, el aire y la química para desinfectar el agua donde más se necesita», en ella trató las posibilidades que ofrece la fotoquímica para potabilizar el agua. Se estima que un 15% de la población tiene problemas relacionados con la escasez de agua potable y se ve afectada por patologías provocadas por el consumo de agua en mal estado. Ante los inconvenientes que plantea el uso de diversos sistemas comunes de potabilización en el continente africano, que es la zona más afectada por este problema, se pensó en usar de algún modo la luz solar como bactericida. Es lo que ha conseguido el grupo de investigación que dirige el profesor Orellana, tras un estudio desarrollado durante años, orientado al diseño de un material fotocatalítico consistente en un soporte polimérico poroso que incorpora un fotosensibilizador capaz de generar una forma inestable de oxígeno denominada «singlete», que consigue eliminar todo tipo de microorganismos presentes en el agua. Las propiedades de este sistema y su capacidad de generar el agente bactericida mediante irradiación con luz visible lo hacen aplicable a la desinfección de agua aprovechando la iluminación solar, lo que aporta al procedimiento ventajas únicas de seguridad, economía, autonomía y respeto al medioambiente.


+ materiales

.Texto
Calendario del ciclo

.Vídeo
Vídeo de las conferencias

.Imágenes
Selección fotográfica




Edad de Plata

 

buscar
        
Actualidad
Actividades
Árchivo y Biblioteca
Destacados
Exposiciones
Publicaciones
Área Educativa
Materiales Documentales
Boletín



quiénes somos        ·         aviso legal        ·         política de cookies        ·         política de privacidad        ·         mapa de la web        ·         guía de navegación        ·         alójese en la residencia de estudiantes           ·              english
© residencia de estudiantes, 2021. Todos los derechos reservados.        
Actualidad
Actividades
Árchivo y Biblioteca
Destacados
Exposiciones
Publicaciones
Área Educativa
Materiales Documentales
Boletín